Una adulta mayor de 70 años casi tira a la basura una joya que encontró mientras limpiaba su casa, que está situada en Northumberland, Inglaterra. Se conoció que la piedra, de 2 centímetros, es un diamante avaluado en más de 2 millones de dólares.

La mujer acostumbra a ir a ventas de garaje y pequeños mercados para adquirir cualquier tipo de objetos.

Pensó que esa pieza era una baratija que había comprado meses atrás y por eso decidió deshacerse de ella.

Pero antes de arrojarla a la basura optó por llevarla a una casa de subasta de joyas.

Allí, un especialista la examinó a detalle y se percató de que tenía bajo sus ojos un diamante de 34 quilates, que fue valorado en 2.7 millones de dólares.

El Diamond Grading Laboratory certificó y avaló la autenticidad del diamante.

La joya, que fue denominada como 'Piedra secreta', va a ser subastada el 30 de noviembre en Londres.

publicidad publicidad