“Cuando se iba a bajar los pantalones se le cayó el celular, entonces mi novio le dijo ‘pásemelo’, pero el policía le dijo ‘me lo voy a robar y ¿qué va a hacer?, y le pegó otro puño en la cara”. Este fue uno de los apartes de la denuncia que presentó una pareja por las agresiones que sufrieron dentro del CAI Hogares en el municipio de Soacha (Cundinamarca).

 

Los hechos se presentaron el pasado 6 de marzo cuando la pareja de novios fue detenida y trasladada en una patrulla de manera irregular al CAI. En ese lugar fueron amenazados, golpeados y sus pertenecías fueron hurtadas por los seis policías que se encontraban de guardia.

 

En el CAI fueron golpeados contra la puerta, obligados a desnudarse, amenazados con un cuchillo. Las maletas que portaban fueron cortadas y todo lo que estaba adentro fue regado en el piso. Sus celulares fueron robados por los mismos uniformados que los insultaban en repetidas oportunidades.

 

La Justicia Penal Militar validó estas denuncias y determinó que existían elementos materiales probatorios para vincularlos a un proceso judicial. Debido a esto ordenó detener a dos de los policías y vincularlos a un proceso formal.

 

“En desarrollo de la investigación se allegó material probatorio y evidencia física que dio lugar a vincular a dos patrulleros de la Policía Nacional por los presuntos delitos de privación de la libertad, lesiones personales y hurto. Así mismo, les fue impuesta medida de detención privativa”, precisó la Justicia Penal Militar.

 

Fuente: La Fm

 

 


publicidad publicidad