Molesta se mostró algunas la comunidad en Timana, luego de que uniformados incineraran más de 20 arrobas de carne de  res que habían sido decomisado por funcionarios de la Cam en un matadero clandestino.



La carne fue transportada en una volqueta del municipio hasta un sitio para ser destruida,  pero algunas personas se aglomeraron en espera de obtener algunos kilos de carne.

publicidad