Las estimaciones que hace la MOE, si se considera que la muestra es representativa, dicen que en las elecciones del pasado domingo podría haber anomalías equivalentes a casi 70.000 votos.


La Misión de Observación Electoral (MOE) reveló los resultados de una revisión aleatoria del 13 % de las mesas de votación, que se inició luego de los reportes en redes sociales acerca de un supuesto fraude electoral que habría ocurrido en la primera vuelta presidencial.


Para esta revisión, la MOE revisó 13.135 formularios E-14, de los cuales 363 presentaban anomalías. Para este análisis se hizo la filtración de los formularios que tenían tachaduras, enmendaduras o fallos en el diligenciamiento.


 “A estos formularios se les aplicó un segundo filtro para descartar aquellos que tuvieran errores debidamente justificados por los jurados en el mismo formulario en el espacio ‘Otras constancias de los jurados de votación’, así como formularios con tachaduras que en nada afectaban el resultado electoral”, señala la MOE.


Por otra parte, se hizo la comparación de los resultados condensados en los E-14 con los formularios E-24 de escrutinios y con las actas generales de escrutinio, de las comisiones escrutadoras. “Sobre el total de 97.663 mesas de votación instaladas el 27 de mayo, se procedió a tomar una muestra representativa de 13.135 formularios E14, equivalente al 13% del total de mesas de votación”, apunta el informe.


Según la organización, “estas anomalías representan una variación de 12.522 votos, de los cuales 796 consistieron en aparente eliminación de votos, y los otros 11.726 en aumentos”. Las estimaciones que hace la MOE, si se considera que la muestra es representativa, dicen que en las elecciones del pasado domingo podría haber anomalías equivalentes a casi 70.000 votos.
Tomado del Espectador