Uno de los principales motivos de esta jornada nacional de movilización es la situación de amenaza que afrontan los maestros, estudiantes e instituciones educativas en todo el país. Actores de violencia están asesinando docentes e intimidando a la comunidad educativa en diferentes zonas del país.

Los  docentes   iden  garantías de seguridad  en las   regiones  y campañas sociales para promover las escuelas como territorios de paz.

Denuncian  deficiencias en infraestructura, dotación, transporte escolar, por la falta de inversión derivada de la demora en la reforma constitucional al Sistema General de Participaciones. Las múltiples fallas en la prestación del servicio de salud no disminuyen.

Reiteran  que el   Ministerio de Educación y la Fiduprevisora no ejercen el control necesario para que las entidades prestadoras cumplan con lo establecido en los contratos. Así mismo,   Fecode  insiste que a la fecha el Gobierno Nacional no haya emitido ni dé razón sobre las normativas que convocan a la ECDF 3 y a los cursos de formación de la ECDF 2, ocasionando  el congelamiento en el escalafón del estatuto 1278.

Además  el  magisterio   recuerda    el incumplimiento del Gobierno a los acuerdos firmados con Fecode el año pasado,  incluidos en el acta, faltando   a la verdad al afirmar que sí ha cumplido.

El próximo miércoles, el Magisterio Nacional saldrá a las calles para exigirles al actual Gobierno que firmó un acta y debe cumplirla antes de su salida; a la vez, el próximo debe respetar el compromiso en el marco de la negociación.
publicidad