Después de más de un mes de haber surgido la iniciativa ‘Trabajen Vagos’, con la que un grupo de periodistas e investigadores liderados por Catherine Juvinao indagaron sobre quiénes eran los congresistas más ausentistas del país, ahora fueron admitidas las primeras demandas por pérdida de investidura contra estos.
La acción radicada ante el Consejo de Estado tendrá el objetivo de determinar si, efectivamente como lo exponen los demandantes, los congresistas han estado faltando de forma injustificada y continua a sus labores dentro de las diferentes legislaturas.

Toda la investigación realizada por la iniciativa contra los “vagos” mostró cómo muchos de ellos supuestamente han faltado hasta más de 70 veces a las sesiones correspondientes en sus respectivas corporaciones, y aún así, han devenido altísimos sueldos.



Los tres primeros legisladores cuyas demandas por pérdida de investidura fueron aceptadas en el Caltro tribunal fueron las del senador de Cambio Radical Luis Eduardo Diazgranados; el conservador Alfredo Ape Cuello, y el representante del Partido de la U, Cristóbal Rodríguez.

Quedan pendientes por admitirse las del senador conservador David Barguil, y la del representante del mismo partido el huilense Jaime Felipe Lozada.

publicidad