El menor que le quitó la vida a la pequeña María José Ortega Ballestas, al parecer, actuó bajo órdenes de un tío. Ambos fueron detenidos.

Conmocionada se encuentra Barranquilla al conocerse la historia detrás del asesinato de la niña María José Ortega Ballestas, de 6 años, quien fue degollada y luego abandonada cerca de un arroyo por una deuda de $120.000 que tenía la abuela de la pequeña.

Según la investigación de la Policía, el homicidio habría sido cometido por un joven de 16 años, quien seguía las órdenes de un tío y recibió $500.000 como pago por matar a la niña.

El tío, a quien las autoridades señalan como autor intelectual, está identificado como Jimmy José Chapman Peñaloza y ya fue capturado por la Policía, lo mismo que el joven.

Los investigadores aprehendieron inicialmente al joven que cometió el crimen y este confesó los detalles del hecho, involucrando a su tío.

De acuerdo con el relato del homicida, luego de sacar a la niña de su casa, en el barrio Evaristo Sourdis, suroccidente de Barranquilla, la llevó a su vivienda, donde la degolló con un cuchillo.
Después, metió el cuerpo de la menor en un canasto de ropa, lo cubrió y subió a un taxi rumbo al arroyo, en el barrio Caribe Verde, por la avenida Circunvalar, donde lo abandonó. Al parecer, el taxista no se percató de lo que sucedía.

El coronel Yesid Peña, comandante operativo de la Policía Metropolitana, confirmó que el cuerpo presentaba una herida de arma blanca en el cuello.

María José había sido reportada como desaparecida la tarde del sábado luego de que su madre la dejara al cuidado de su abuela porque debía salir a realizar una diligencia con la hermana mayor de la niña.

La pequeña se quedó en la terraza de la vivienda, jugando con una tía de 10 años, mientras la abuela veía televisión.

Por versiones de vecinos, la Policía supo que ese momento fue aprovechado por el joven de 16 años para llevarse a la niña, tras mandar a la tía a que realizara un mandado en una tienda cercana.

Cuando la mamá de María José, Leída Ballesta Rendón, regresó de su diligencia, 40 minutos después, no la encontró. A partir de entonces comenzó la angustiosa búsqueda que terminó ayer hacia las 2:00 de la tarde con el hallazgo del cuerpo.

El alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, exigió identificar y capturar a los responsables a la mayor brevedad.

"La vida es sagrada y en especial la de nuestros niños, ellos son el futuro de la sociedad. Rechazo enérgicamente el vil asesinato de la pequeña María José", escribió en su cuenta de Twitter.
Para este lunesestán programadas las audiencias de los dos capturados.

publicidad