El caso hace referencia a la captura en flagrancia de dos sujetos que incursionaron en horas de la mañana de este viernes a una finca ubicada en el corregimiento de Regueros  en donde se encontraba un ciudadano realizando algunas actividades de campo con una Guadaña.
Allí los individuos pretendieron bajo amenaza hurtarle esta herramienta, lo que obligó a la víctima a poner resistencia a fin de evitar el acto delincuencial.
Sin embargo, uno de los hombres utilizando un objeto contundente tipo pala, se abalanzó contra el ciudadanos golpeándolo en varios oportunidades ocasionándole heridas de consideración. Acto seguido los antisociales emprendieron la huida.
La oportuna información de la ciudadanía y la rápida reacción de la policía, produjo la captura de los implicados oriundos de Santa María Huila.
De inmediato, fueron conducidos a la estación de policía y dejados a disposición de las autoridades competente.
Lo rechazable del caso, es que el fiscal se abstuvo de realizar las respectivas audiencias al parecer por ser un fin de semana, procediendo a realizar la diligencia de compromiso en donde los sujetos se comprometen de palabra a presentarse ante las autoridades que lo requieran por la mencionada investigación por el delito de lesiones personales.
Una evidencia más que queda en el ambiente. La policía captura, atiente en muchas oportunidades el llamado de la comunidad, pero al momento de judicializarlos estos funcionarios poca importancia le prestan a pesar de la flagrancia.

Por Alfredo Carvajal

publicidad