La víctima le dijo al homicida “yo soy Dios” y se desató una riña. Este caso de intolerancia se suma a otros que tienen preocupadas a autoridades en Manizales.


Y es que, en las últimas horas, en la capital de Caldas se presentaron otros crímenes por causas similares: una mujer discutió con otra y fue herida con arma blanca; un hombre mató a otro porque no le pagó $5.000.

Los agresores implicados en estos casos fueron capturados.

Manizales registra, en lo corrido de 2019, 42 homicidios, 36 de ellos por intolerancia. Esto representa 12 muertes menos que en 2018, año en que se registraron 54.

Tomado de Noticias Caracol




publicidad