Es la segunda vez que Pitalito, gracias al talento de los laboyanos se hace acreedor del premio Nacional de Literatura Infantil; en esta versión un joven de 19 años de edad estudiante de Licenciatura en Ciencias Sociales de la universidad Icesi de la ciudad de Cali se llevó el primer puesto en literatura infantil.

El joven Andrés Felipe Vargas Coronado, es de la vereda Versalles en el corregimiento de Criollo, fue estudiante de la Escuela Normal, y siempre se destacó por ser un amante a la lectura y un buen escritor.

   Andrés Felipe Vargas 

Trece años después de que el escritor colombiano Gerardo Meneses ganara el Premio Nacional de Literatura Infantil Comfamilar Atlántico con el libro Un amigo para Alejandro en 2006, el joven Andrés Felipe alza de nuevo con el primer puesto; en esta ocasión con su primer libro infantil para niños de 7 a 10 años de edad llamado Mi abuela y el niño de la Luna.

Un libro que abarca la temática de la muerte de una abuelita, basada en una historia de tradición oral contada por la abuela del joven escritor; fue ilustrado por un artista barranquillero y constituye la primer obra literaria escrita por el joven laboyano.

El premio trae consigo la publicación  y distribución de 2500 copias de la obra, que serán enviadas a todas las bibliotecas públicas del país.


publicidad