La Comisión Primera del Senado estudio la iniciativa como una ley estatutaria y permitió que se necesitaran solo 12 votos para avanzar y ya pasó su primer debate.

Dicho proyecto se conoce así porque Andrés Felipe Arias sería uno de los primeros en salir beneficiados con su aprobación, pues podría evaluarse la condena a 17 años que le dictó el alto tribunal por las irregularidades del programa Agro Ingreso Seguro, durante el gobierno de Álvaro Uribe.

Sin embargo, el exministro de Agricultura no sería el único, pues hay otros 225 procesos que entrarían a revisión.
Es decir que “todo aquel con una condena en única instancia o que haya sido absuelto en primera y condenado en segunda entre 1991 (cuando se promulgó la nueva Constitución) y 2018 (cuando se aprobó la segunda instancia para aforados), también podría favorecerse”.
El proyecto establece que los condenados sigan presos hasta que se falle por segunda vez el caso y no permite que recuperen su libertad mientras los revisan, pues podría ratificarse la sentencia.

Además, no se creará otra sala en la Corte Suprema, sino que la será la Sala Penal la que estudie los procesos.

Entre tanto, Santiago Valencia, del Centro Democrático, señaló que el derecho de impugnación ya ha sido reconocido en la Constitución, lo que significa que no se busca crear un derecho, “sino que se saldó una deuda del Congreso con la constitución del 91 y es mediante ley estatutaria que se busca reglamentar el derecho de impugnación”.

publicidad