Desde el pasado 25 de marzo, y hasta el próximo 13 de abril, durante 19 días fue decretado un toque de queda obligatorio en el país, con el fin de prevenir el contagio de coronavirus, esto ha hecho que muchos de los animalitos de la calle, exactamente perros y gatos se queden sin sus alimentos diarios, que eran compartidos por transeúntes y/o desde locales comerciales.



Por ellos, la policía ambiental y ecológica del departamento del Huila, se ha comprometido, con los animales desprotegidos, dotando los comedog, instalados en el municipio de Pitalito, para que los perros puedan tener alimentos durante esta cuarentena.



La actividad se ha logrado, gracias al apoyo de empresas expendedoras de alimento para caninos, los cuales, han permitido que más de 70 perros callejeros tengan garantías de alimentos.



publicidad