El joven no estaba solo, estaba con más familiares y vecinos del alcalde, que se enteró de lo que ocurrió por redes sociales.

El hijo mayor del burgomaestre no solo violó el toque de queda, sino también la ley seca que se había decretado en el día del Padre.

Sin embargo, Higgins se enteró de lo ocurrido este fin de semana, cuando circuló un video en redes donde se veía varios hombres compartiendo trago y con poco distanciamiento social.

“No puedo permitir que mis propios amigos, que mi familia, que mi sobrino, que mi hijo, que mis hermanos, vengan a quebrantar el orden jurídico en Juan de Acosta. La ley se respeta, entra por casa y nosotros la vamos a hacer cumplir”, aseveró el mandatario.

Por eso, pidió a la Policía que aprehendieran “a mis familiares, a mis amigos, y que respondan por esos hechos que cometieron el día del Padre”.

Sin embargo, como no fueron sorprendidos en flagrancia no los pudieron judicializar.

Eso sí, les impusieron los respectivos comparendos y tuvieron que hacer trabajo comunitario.



publicidad