Ayer el señor Roberto Caviedes Rodríguez de 63 años de edad, fue hallado suspendido de una soga al interior de un taller de ornamentación ubicado en el barrio Alfonso López en Neiva, sur de la ciudad, hasta donde llegaron las autoridades para confirmar la noticia.

Efectivamente, en el segundo piso de un taller de ornamentación ubicado en la calle Segunda con carrera 25, se halló el cuerpo sin vida del longevo hombre, quien era el propietario del local comercial.

La compañera sentimental del señor Roberto Caviedes Rodríguez, dio aviso a las autoridades sobre la macabra escena, cuando al llegar al lugar, encontró suspendido de una soga que colgaba del techo, a su esposo.

Las causas de esta fatal decisión aún son inciertas para las autoridades, todo hace parte del proceso de investigación y aún no se tiene claridad sobre los motivos que tendría el señor Caviedes para atentar contra su propia vida.

Finalmente, en horas de la noche, personal del CTI llegó hasta el lugar, realizó la respectiva inspección al cadáver y posterior a ello lo trasladó hasta Medicina Legal, donde en las próximas horas será entregado a sus familiares para el respectivo sepelio.

De la víctima se logró conocer que residía en el barrio Las Américas, gozaba de buen aprecio entre sus compañeros de labores, quienes una vez enterados de la trágica noticia, expresaron sus sentidas condolencias a familiares y allegados.
Tomado de La Nación

publicidad