En una cirugía de alto riesgo le fue retirado el arpón que tenía incrustado en su rostro José Daniel Lizcano Piñague. En una habitación de la clínica Medilaser de Neiva, el joven de 29 años se recupera satisfactoriamente a falta de un nuevo procedimiento.

 

Con un enorme agradecimiento a Dios por esta nueva oportunidad de vida, permanece José Daniel Lizcano Piñague en la habitación 342B de la clínica Medilaser de Neiva, luego de que le fuera retirado el arpón que atravesaba su rostro.

 

Su esposa Yuleidy Torres contó a un reconocido diario regional, que José Daniel le ha expresado constantemente durante las llamadas telefónicas que realizan a diario que se encuentra tranquilo, en buenas condiciones y más que nunca, aferrado a la vida.

 

El hombre de 29 años que pronto será padre de un niño, ingresó el viernes 21 de agosto al hospital San Vicente de Paúl luego de que fuera herido, de manera accidental, con un arpón durante una tarde de pesca que disfrutaba con su amigo José Yeimi Muñoz Díaz. Aún se desconocen las causas de cómo llegó este elemento allí.

 

Según la información suministrada, Muñoz Díaz lanzó un arpón y al parecer, de manera accidental terminó en el rostro de Lizcano Piñague. Versiones indician que el miedo y el asombro que le causó la escena a José Yeimy, provocaron que se desmayara, por lo que la víctima tuvo que buscar ayuda por sus propios medios. Personas que estaban en el lugar lo auxiliaron y en condición de parrillero fue trasladado presentando “una herida causada por trauma corto-contundente de alta energía”.

 

“Me dijeron que él entró de manera tranquila al hospital, pidió ayuda y allá lo atendieron rápidamente. Él ingresó a las 4:00 p.m. del viernes y a las 9:00 p.m. fue remitido a Neiva”, explicó la mujer que tiene cinco meses de embarazo.

 

Yuleidy contó que su esposo, con quien convive desde hace más de un año, fue ingresado a una riesgosa y urgente cirugía el sábado 22 al medio día y 3 horas después, le informaron que con éxito a José Daniel le habían retirado el elemento.

 

“Se le realizó extracción del cuerpo extraño que permanecía en su cara, lavado y curación de heridas, así como septoplastia – procedimiento quirúrgico correctivo que se realiza para enderezar un tabique nasal desviado – con cierre de perforación septal y taponamiento nasal izquierdo”, refirió la clínica.

 

Mientras Yuleidy espera con ansias la llegada de su esposo a su casa en Garzón, José Daniel le expresa a diario sus deseos de estar junto a ella y disfrutar pronto del nacimiento de su hijo.

 

Entre hoy y mañana, será sometido a una nueva cirugía en la que le realizarán una “osteosíntesis – unión de fragmentos de un hueso fracturado mediante la utilización de elementos metálicos – o tratamiento quirúrgico de una fractura en la órbita izquierda y en el seno maxilar derecho”.

 

Cinco días después del accidente, la clínica ha dado a conocer su evolución refiriendo que ha asimilado de manera positiva el tratamiento que ha recibido por parte del personal médico. Pese a que Lizcano Piñague recibió inicialmente atención en Unidad de Cuidados Intensivos, ayer fue llevado a una habitación gracias a su rápida recuperación.

 

Hechos

 

La tarde de pesca que compartía José Daniel Lizcano Piñague con su amigo José Yeimi Muñoz Díaz en la quebrada La Yaguilga, zona rural de El Agrado, por poco termina en tragedia.

 

Según la información suministrada, Muñoz Díaz lanzó un arpón y al parecer, de manera accidental terminó en el rostro de Lizcano Piñague. Versiones indican que el miedo y el asombro que le causó la escena a José Yeimy, provocaron que se desmayara, por lo que la víctima tuvo que buscar ayuda por sus propios medios siendo trasladado hasta el hospital San Vicente de Paúl de la capital diocesana del departamento donde fue atendido y posteriormente trasladado a la capital del Huila donde actualmente recibe atención prioritaria.

 

Según los familiares de la víctima, José Daniel quien reside en el barrio El Carmen del municipio de Garzón se encuentra en aptas condiciones gracias a la oportuna acción que realizaron los médicos de los centros médicos.

 

“Él se encuentra en Neiva con los papás y me han dicho que la atención ha sido excelente. Estamos a la espera de que nos informen cuándo será el otro procedimiento, pues nos han dicho que dos o tres días después le podrían dar de alta”.

Fuente: La Nación

publicidad