La comunidad intentó hacer justicia por su propia cuenta contra uno de los tres capturados que intentaron robar un banco este miércoles en el sur de Barranquilla.

El hecho ocurrió cuando tres individuos amordazaron y amarraron a los miembros de una familia con la intención de abrir un hueco para ingresar a una entidad bancaria, según informó la Policía Metropolitana.

En ese momento, fueron sorprendidos en flagrancia por una patrulla de la unidad de Tránsito y Transporte, por lo que huyeron del lugar en la motocicleta de placas ZSM 77E, marca Discovery, color negro.

Sin embargo, no lograron ir muy lejos cuando fueron alcanzados por las autoridades. De hecho, uno de ellos fue aprehendido en el techo de una vivienda vecina por parte de la comunidad, que lo lanzó desde esa cubierta para entregarlo a la Policía.

 

“Tíralo, tíralo”, gritaban algunos presentes, quienes quisieron agredir a uno de los involucrados. Pero los uniformados impidieron el ataque y lo escoltaron hasta la patrulla que lo trasladó hasta la URI.

Se les halló en su poder una pistola calibre 9mm marca CZ, con dos proveedores y 24 cartuchos, también se incautó un maletín color negro, que en su interior contenía 346.000 pesos en efectivo.

De igual manera, se les halló en su poder una motocicleta, una varilla de hierro, dos candados y dos sunchos, los cuales iban a hacer utilizados para amordazar a los empleados de la entidad bancaria.

Fuente: EL TIEMPO

 

 


Publicidad