Una fiesta que se realizaba la noche anterior en zona rural de Pitalito, fue intervenida por uniformados de la policía y del ejército nacional, ya que, según el decreto municipal, se encontraban violando el toque de queda y la ley seca.

Según indicaron en el lugar se encontraban varias personas algunas de ellas con disfraces de Halloween, pero al escuchar a las autoridades, terminó la celebración y el promotor de la fiesta se escapó del lugar por temor a ser retenido dejando a todos los asistentes encerrados.

Las personas atrapadas necesitaron ayuda de los policías para salir de la finca.



Publicidad