La insólita muerte de una niña por sofoco dentro de un carro ha generado indignación en Estados Unidos y el mundo. Sidney Deal, el padre de la pequeña, había dejado las llaves al interior y se opuso en más de una ocasión a que rompieran alguna ventana para rescatarla.

 

Cuando el sujeto de 27 años se percató de su descuido acudió a unos policías. Le dijeron que lo más oportuno era romper un vidrio, pero Deal dijo que no porque no quería que dañaran su carro y argumentó que la niña estaba bien porque él había dejado el aire acondicionado encendido, pues era un día caluroso.

Al sitio llegó el hermano del conductor, quien rápidamente se mostró dispuesto a quebrar una ventana para sacar a la niña, pero nuevamente Sidney Deal se opuso porque, según él, no tenía dinero para la reparación.

 

Le pidió que mejor llamara a su esposa para que ella contactara a la compañía de seguros y que ellos enviaran a un profesional para abrir el vehículo sin recurrir a la fuerza. Según medios internacionales , el hombre rechazó estos servicios porque no estaba de acuerdo con el precio.

 

La Policía decidió que no podían esperar más, pues la niña llevaba una hora encerrada y procedieron a romper una ventana. Cuando lograron llegar hasta ella, su cuerpo estaba rígido: había muerto.

 

Por este indolente comportamiento, Sidney Deal fue arrestado y deberá responder por cargos de abuso y negligencia infantil. Le fijaron una fianza de $20.000 dólares.

 

El 3 de diciembre deberá presentarse en audiencia.

Fuente: Noticias Caracol


publicidad