La junta de copropietarios de un condominio en Tampa, Estados Unidos, demandó a una mujer de 78 años por alimentar a un gato callejero.

 

La demanda acusa de Jan P. Hussey de violar las reglas de la copropiedad “al atraer y alimentar a gatos (animales callejeros)” dentro y alrededor de las áreas comunes del condominio.

 

Sin embargo, los documentos no especifican la cantidad de gatos que supuestamente alimenta la señora de 78 años. La junta administradora sostiene que la mujer no ha hecho caso a los múltiples llamados a no hacerlo.

 

Según la querella, la presencia de estos animales “podría inducir problemas de salud no deseados para los vecinos y también podrían causar un daño injustificado de los elementos comunes de la propiedad”.

 

Jan Hussey le manifestó al periódico local Tampa Bay Times que ella solo alimenta a un gato negro y blanco, que conoce hace años y a quien llama a Cleo.

 

“Estoy sorprendida. He tenido gatos toda mi vida y hago esto con el mayor respeto”, declaró Jan P. Hussey.

 

Ella indica que pone un plato de comida seca, debajo de su carro, y después lo recoge cuando Cleo se la come.

 

Durante el año pasado, la mujer recibió una petición de arbitraje que le pedía dejar de alimentar dichos animales. Hussey no la respondió argumentando que “no entendía toda la jerga de los abogados”.

 

Ahora, el objetivo de la junta es que un juez emita una orden judicial indicando a la mujer que se detenga.

 

Jan Hussey le dijo por último al diario local que cuando se acuesta por la noche “no puedo dormir pensando en esto”.

Fuente: NOTICIAS CARACOL

 


Publicidad