En las últimas semanas, se conocieron detalles del polémico caso de un cargamento de 446 kilogramos de cocaína que fue incautado en el aeropuerto El Embrujo en la isla de Providencia y que aterrizó allí proveniente del aeropuerto de Guaymaral en Bogotá.

La aeronave, era conducida por dos hombres que fueron capturados en la isla del Archipiélago de San Andrés, pero el punto que causó más controversia en el país, fue que la avioneta era operada por una empresa de Miguel Jaramillo Arango, esposo de la actriz y comediante, Alejandra Azcárate.

Junto con esta operación, se suma también otra incautación en el archipiélago de San Andrés de dos toneladas de cocaína que al parecer eran transportadas por el Clan del Golfo. La lancha llevaba 85 sacos que contenían 2.061 kilogramos del estupefaciente, con un valor aproximado de 66 millones de dólares en el mercado estadounidense.

“Tras labores de inteligencia se estableció que esta embarcación zarpó del Golfo de Urabá. Se efectuó un seguimiento con el apoyo de un avión patrullero marítimo norteamericano, el cual realizó el rastreo y nos pudo dar la información que permitió hacer el planeamiento para sacar dos lanchas interceptoras desde San Andrés y lograr desde 70 millas náuticas de la isla hacer la intervención”, indicó el comandante del Comando Específico de San Andrés y Providencia, contraalmirante Hernando Mattos Dager.

La Armada de Colombia, también informó el día de ayer, sobre otro cargamento de 133 kilogramos de clorhidrato de cocaína incautado cuando transitaba en aguas del mar Caribe cercanas a la Isla de San Andrés.

De acuerdo con las autoridades, los hechos se dieron gracias a la rápida reacción de unidades marítimas y aéreas de la Armada de Colombia, la Fuerza Aérea Colombiana y una aeronave estadounidense, que después de acciones coordinadas lograron la interdicción de la lancha tipo “go fast” que transportaba el cargamento.

La Armada informó que, durante la inspección, los uniformados lograron determinar que la lancha era tripulada por tres sujetos, un colombiano y dos jamaiquinos, que transportaban siete bultos con 132 paquetes hacia Centroamérica.

La embarcación fue conducida hasta el muelle principal de la Estación de Guardacostas de San Andrés, en donde personal de la Sijin de la Policía Nacional, le realizó la Prueba de Identificación Preliminar Homologada –PIPH- a la sustancia, arrojando resultado positivo para 133 kilogramos de clorhidrato de cocaína.

El estupefaciente junto con 100 galones de gasolina, celulares y dos GPS, fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la Nación; mientras que los tres sujetos capturados fueron puestos a disposición de efectivos de la Policía Judicial de San Andrés.

Publicidad