Empleados de una empresa de logística en Valledupar vivieron momentos de angustia luego de que de manera intempestiva un carro entrara a sus instalaciones destrozando todo a su paso.

El vehículo implicado en el accidente pertenece a una empresa de conducción. Al parecer, el aprendiz perdió el control y se estrelló contra una de las paredillas que dan hacia la calle de la oficina de Interrapidísimo, ubicada en el barrio Doce de Octubre.

Uno de los funcionarios de la oficina se mostró asombrado por lo ocurrido y avisó que uno de los empleados del sitio se salvó de ser embestido por el vehículo debido a que no se encontraba en su puesto de trabajo.

“Menos mal Fabián no estaba ahí, ese es el puesto de él…Dios mío”, exclamó un trabajador de la compañía de envíos.

Afortunadamente en el incidente no hubo heridos, solo daños materiales. El auto no sufrió mayores golpes.

Sobre el aparatoso accidente aún no están establecidas las causas. En redes sociales usuarios se preguntan qué pudo haber pasado con el freno del puesto del profesor de conducción, en caso dado el docente haya estado dentro del vehículo al momento del choque.

Por lo general, estos carros de enseñanza tienen un pedal de freno y de aceleración en el puesto del copiloto precisamente para evitar este tipo de maniobras en aprendices.



 

 

publicidad publicidad