El consejero presidencial para la Seguridad Nacional, Rafael Guarín, informó que luego de conocer que "un ciudadano colombiano, de segundo apellido Guarín, nacido en Sogamoso" aparece entre los señalados de asesinar al presidente de Haití, consultó con su padre si tenía relación con su familia.

“Consulté a mi padre si la persona en mención tiene alguna relación con la familia, teniendo en cuenta que sabía que uno de sus sobrinos había sido soldado profesional. Mi padre me informó que el señor Mauricio Grosso Guarín es hijo de uno de sus diez hermanos”.

Lo que significa que, Guarín es primo del hombre señalado de ser uno de los más entrenados entre los militares retirados colombianos capturados por el crimen.

Sin embargo, el consejero recalcó no conocer al hombre involucrado en el homicidio.

“Manifiesto que no conozco a dicha persona, ni a lo largo de mi vida he tenido trato alguno ni siquiera en el plano familiar”.

El consejero aseguró, además, que "los organismos deben adelantar la investigación y determinar las responsabilidades que correspondan".

Finalizó su comunicado de prensa afirmando que "los perpetradores del abominable homicidio del presidente Jovenel Moïse deben responder ante la justicia con las mayores sanciones a las que haya lugar".

El también exviceministro de Defensa instó a los organismos de justicia a “adelantar la investigación y determinar las habilidades que correspondan”. Incluso, este viernes más temprano, el presidente Iván Duque informó que envió agentes de inteligencia a apoyar el proceso en Haití.

publicidad publicidad