La Policía Nacional de todos los colombianos, a través de la ejecución del plan choque en su tercera fase “Construyendo seguridad”, adelanta controles previos a la celebración del día de la madre en cada uno de los municipios de la jurisdicción, en aras de garantizar que la convivencia y seguridad ciudadana sean una realidad en esta fecha que se ha convertido en uno de los festejos más violento del país.

De esta manera en el municipio de Isnos, unidades del modelo nacional de vigilancia comunitaria por cuadrantes, lograron incautar 56 botellas de licor extranjero avaluado en 5 millones de pesos por no portar las estampillas de la secretaria de Hacienda del Huila, que acredite el pago de impuestos que hacen estos licores en aportes a la salud.

El licor incautado corresponde a 11 unidades de Tequila añejo Patrón, 5 unidades de Tequila Reserva 1800 añejo, 12 unidades Gran Olpard, 4 unidades James Buchanas de 750 ml y  24 unidades de Buchanas Deluxe de 350 ml. De igual forma fueron puestas a disposición del grupo Anti-contrabando de la Secretaria de Hacienda Departamental del Huila.

Recomendaciones:

El Comando del Departamento de Policía Huila realiza las siguientes recomendaciones al momento de adquirir licor para la celebración del día de la madre:

             Ante el conocimiento de la venta ilegal denuncia a la línea de emergencias 123 de la Policía Nacional.

             Cerciórese que los sitios donde se expenden bebidas alcohólicas, sean sitios de su entera confianza.

             Verifique el estado de las estampillas de las botellas y fecha de vencimiento, puede usted estar comprando licor adulterado.

             Evite comprar bebidas alcohólicas en puestos ambulantes, parques, casetas y establecimientos no autorizados.

             A la hora de comprar licor exija que tenga marca original, banda de seguridad y sistema de cierre intacto.

             En sitios públicos siempre exija que el licor se destape en presencia del consumidor.

             Destruya en un lugar seguro el envase, etiqueta, tapa y etiqueta una vez desocupada la botella para evitar que sean reutilizados.

             Desconfíe de las bebidas alcohólicas que estén por debajo de los valores habituales.

             Revise muy bien el aspecto de las botellas antes de consumir su contenido y dude de cualquier deterioro en su presentación.

             Revise las tapas: no deben tener ningún tipo de fuga, ni presentar deterioro.