Ante un juzgado de Ciénaga, (Magdalena) el Fiscal 13 Local de Soledad,  (Atlántico ) imputó cargos de homicidio agravado contra los patrulleros de la Policía Anderson Guzmán Zúñiga y Wilfredo Segundo García Orozco.

Los uniformados se encuentran inmersos en una investigación por los hechos ocurridos el 6 de febrero del 2018 en la carrera 9 con calle 1C, barrio El Progreso del corregimiento de Palermo, en jurisdicción de Sitionuevo (Magdalena).

Según el material probatorio de la Fiscalía, ese día los policías se hallaban en un procedimiento al tratar de realizarle una requisa a Saúl Stiven Fernández Pinzón,  quien se opuso sacando un arma blanca.

En el hecho, los familiares de la víctima intervinieron y lo retiraron unos metros, pero el patrullero Anderson desenfundó su arma y le disparó cuando se hallaba junto a otras personas.

En ese momento, según relató el Fiscal en la audiencia, la víctima se abalanzó contra el policía y este nuevamente le disparó impactándolo en el tórax, por lo que cayó boca abajo. El patrullero se le acercó por la espalda y le volvió a disparar muy a pesar que ya el joven se hallaba malherido y tendido en el suelo.

Posteriormente, los policías se marcharon del lugar abordo de una motocicleta oficial sin auxiliar al joven.  

Todo el incidente quedó grabado en una cámara de seguridad de un establecimiento comercial. El video se convirtió en la prueba reina de la Fiscalía para inferir que hubo exceso de fuerza por parte de los uniformados y que desencadenó el crimen.

El Juez Segundo Promiscuo Penal Municipal con funciones de control de garantías de Ciénaga decidió este sábado imponer medida de aseguramiento intramural en la cárcel de Sabanalarga (Atlántico) al patrullero Anderson, quien se observa en el video quien fue el que disparó contra el joven.

Por su parte, el otro patrullero, Wilfrido Segundo, le concedieron la detención domiciliaria.

Hay que recordar que el pasado mes de septiembre los policías habían sido capturados. La investigación inicialmente la llevaba un Fiscal de Ciénaga adscrito a la Justicia Penal Militar pero este trasladó la misma a la Fiscalía en Soledad (Atlántico) por considerar que era competencia de la justicia ordinaria.

El Fiscal 13 Local de Soledad fue el que asumió el caso y llevó a los policías a audiencia ante el Juez Promiscuo de Sitionuevo, pero este decretó ilegal las capturas por considerar que el caso era competencia de la justicia penal militar.

Frente a esto, la Fiscalía apeló esa decisión y fue el Juez Segundo Penal del Circuito de Ciénaga que resolvió el recurso y revocó la medida del juez de primera instancia al considerar que este se entrometió en un asunto que no era de su competencia sobre decidir a qué justicia pertenecía el caso, ya que la Fiscalía solo los había llevado a audiencia para que este juez se pronunciara solamente sobre la legalidad de un procedimiento de captura.

Resuelto este recurso, el CTI de la Fiscalía procedió a recapturar a los uniformados. Uno en Barranquilla y el otro en Santa Marta para hoy ser presentados ante otro juez de garantías de Ciénaga y que al final tomó la decisión de imponer cárcel a uno y al otro detención domiciliaria.

publicidad