El representante a la Cámara, Jaime Felipe Lozada, es el autor del proyecto de ley que busca establecer la responsabilidad de los padres por los daños patrimoniales o extrapatrimoniales cometidos por sus hijos menores de edad, durante el desarrollo de protestas, huelgas y otras manifestaciones públicas. Como era de esperarse, la iniciativa ha generado una gran controversia a nivel nacional. Unos la cuestionan y otros la consideran necesaria.
El congresista huilense precisa los alcances de su polémica iniciativa. No sólo la defiende, sino que anuncia que le incluirá un artículo que obligue a las universidades públicas o privadas a expulsar a los estudiantes que protagonicen hechos vandálicos.
“Hemos radicado en la secretaría general de la Cámara de Representantes un proyecto de ley que tiene como objeto poner en cintura a los vándalos y a los desadaptados que se aprovechan de las manifestaciones pacíficas, culturales y lúdicas, que están consagradas en la Constitución, pero que además respaldamos y aplaudimos, para hacer de las suyas. Hemos visto, con lamentables sucesos, cómo un grupo de desadaptados atenta contra la propiedad privada y los bienes públicos y cómo es el Estado y quienes marchan en paz y quienes no salen a marchar, quienes tienen que responder con sus impuestos por los daños que estos delincuentes hacen en las ciudades de nuestro país. Por eso, este proyecto de ley tiene como objeto que sean sus padres los responsables de dichos daños y obviamente, que sean sus padres quienes paguen con su patrimonio los daños que ocasionen o que generen sus hijos menores de edad en estos hechos vandálicos. Vamos además a incluir un artículo dentro de dicho proyecto para que las universidades públicas o privadas cancelen las matrículas de dichos estudiantes que se compruebe estén inmersos en hechos vandálicos durante las protestas” Dice el congresista.
Explica autor del proyecto “cuando un menor es aprehendido, inmediatamente, la responsabilidad recae en el padre de familia. Se creará una multa por daños patrimoniales y extrapatrimoniales causados por menores de edad durante las protestas, huelgas o manifestaciones por valor de 50 salarios mínimos mensuales vigentes. Estamos estudiando la posibilidad de que los grupos de personas que concitan las marchas o que inviten a marchar, tengan que pagar una póliza y de esta póliza también hacer responsables a esos padres por los daños provocados por los vándalos.



publicidad