Se trata del mandatario de Bosconia, departamento del Cesár,  Edulfo Villar quien con 35 años y, aunque lo veían como candidato débil, sin poder económica y sin estructuras políticas, terminó dando la sorpresa, convirtiéndose como el nuevo alcalde de este municipio. 
Y es que Edulfo Villar, junto a su madre, trabajaban como comerciantes informales, vendiendo tintos, pero que con esfuerzo y ganas de salir adelante, logró pagar su carrera de abogado, especializándose en contratación estatal. 
El hoy mandatario, se refirió a quienes fueron durante un largo tiempo, sus compañeros de trabajo. “Ellos se sienten orgullosos de su alcalde, orgullosos de que ese compañero, ese amigo que hasta hace poco ‘recochaba’ con ellos en sus ventas, hoy es su alcalde”, señaló. 
Por su parte, su mamá expresó que se siente orgullosa que con su trabajo, logró sacar a su hijo adelante, y manifiesta que hoy por hoy, él se ha convertido en un ejemplo de superación y que los sueños con empeño, sí se pueden cumplir.
El acto de posesión de Villar se hizo en el barrio 18 de febrero, uno de los más golpeados económicamente de Bosconia. Allí, él recordó a su gente que la educación es el mejor camino para salir adelante, así, como desde ya está trabajando en seguridad, empleo, educación y el servicio de agua potable, como aspectos claves a garantizar para sus comunidades.

publicidad