Andrea Vargas Castillo, una joven oriunda del municipio de La Plata-Huila, fue seleccionada por el Organismo Internacional de Energía Atómica de la ONU para realizar estudios de energía nuclear en Viena.

 

La joven logró ser escogida entre cien mujeres del mundo que podrán desarrollar un proceso académico a instancias del Organismo Internacional de Energía Atómica OIEA en Viena Austria.

 

Según se conoció luego de terminar sus estudios de pregrado en el programa de Física en la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá y adelantar una maestría en ámbitos de la energía nuclear, esta joven se postuló a la beca Marie Skłodowska-Curie, un programa de la Organización de las Naciones Unidas que busca inspirar y alentar a las jóvenes a que desarrollen una carrera en los ámbitos de la ciencia y la tecnología nucleares, la seguridad tecnológica y la seguridad física nucleares o la no proliferación.

 

La joven quien se encuentra realizando el proceso de alistamiento para radicarse en el antiguo continente se mostró a la expectativa de los progresos que pueda significarle esta nueva etapa en su vida académica y profesional.

 

La beca ofrece hasta 10 mil Euros por año a cada estudiante para cubrir la matrícula de un programa de maestría y hasta 10 mil Euros más al año para gastos de vida durante un período máximo de estudios de dos años. Los becarios también tendrán la oportunidad de realizar una pasantía, facilitada por el OIEA, en actividades relacionadas con su campo de estudio.

 

Distintas personas y representantes de las autoridades de La Plata mostraron su complacencia con el logro de esta joven de la que afirman, es un ejemplo de tenacidad y lucha por salir adelante.

 

De más de 550 solicitantes de más de 90 países, los primeros 100 becarios representan un amplio equilibrio geográfico, provenientes de 71 países diferentes. Sus estudios se centran en una amplia gama de temas relacionados con la energía nuclear, desde la ingeniería nuclear hasta la medicina nuclear, y desde la seguridad nuclear hasta la no proliferación y el derecho nuclear.

Tomado de LA VOZ DE LA REGIÓN


Publicidad