Henry Jiménez, un influencer y fotógrafo de 21 años, quiso contarle a su mamá que iba a casarse con su novio y compartió el momento en sus redes sociales, aunque la reacción de su progenitora lo entristeció hasta las lágrimas.

 

“Te quiero invitar, pero sé que tú no lo apruebas”, dijo el joven al darle la noticia.

 

“No creo que me estés diciendo la verdad. ¿Tú sabes que eso es pecado delante de los ojos de Dios? ¿Lo sabes? Está en la Biblia. No heredarán el reino de los cielos los que se echen con varones, ni los borrachos, ni los adúlteros”, fue lo primero que le espetó la mujer al rechazar el anuncio.

 

​ “¿No entiendes que está remal? Ese chamaco te ha segado, no conoces de Dios. No sé en qué hora. Me has partido el corazón en mil pedazos. Cada vez que me hablas de eso me pones triste, me pones más enferma de lo que estoy”, continuó.

 

E incluso lo culpó si ella llega a fallecer.

 

“El día que yo me muera, tú me vas a matar porque siempre estoy pensando en las cosas que has hecho mal. Eso es malo, eso es pecado”, insistió.

 

La molesta madre también lo comparó con Judas, que “cambió al Señor por 30 pedazos de plata. Al Señor lo mataron por darte salvación a ti y por darte vida eterna y tú lo estás cambiando todo hoy”.

 

Y no se quedó ahí, hasta metió al papa Francisco en la conversación, por la posición de este frente a las relaciones de homosexuales, y afirmó que el sumo pontífice estaba con el diablo y que era “un mono que no va a heredar el reino de Dios si no se arrepiente”.

 

 “Piénsalo bien lo que estás haciendo. Piénsalo, no cometas cosas de satanás. No te enseñé esos caminos”, seguía diciendo mientras su hijo rompió en llanto y cortó la llamada.

 

Henry se comprometió con Kasey Kerbox, con quien vive en Estados Unidos.

 

“Dijo sí, es el día más feliz de mi vida”, afirmó la pareja del fotógrafo cuando compartió el momento en que el propuso matrimonio en Alaska.

 

Lo que no hizo la mamá lo hicieron decenas de personas a través de las redes sociales, que respaldaron a Henry y le expresaron su respeto y cariño.

 

Fuente: Noticias Caracol 

Publicidad