En el municipio de Arcabuco Boyacá, una pequeña fue entregada en adopción por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar por padecer desnutrición; sin embargo, sus padres presentaron una acción de tutela para que les fuera devuelta su hija.

La Corte Suprema de Justicia, estudió la tutela presentada por la madre, empleada doméstica, y el padre, maestro de obra, para exigir al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y a una Comisaría que les devolviera a la menor.

La pequeña nació en el 2017 y un año después el centro de salud de Arcabuco, Boyacá, dictaminó que padecía desnutrición aguda moderada y, por ello, fue separada de sus padres.

La Corte, ordenó al ICBF devolver la pequeña a sus padres, a quienes les fue quitada la custodia por su condición de pobreza.

Para la Corte, en este caso la adopción era una alternativa extrema y antes debieron agotarse los mecanismos de protección al menor, incluyendo que el Estado brindara apoyo a los padres, que no contaban con recursos económicos.

La pequeña había sido entregada en adopción, pero el alto tribunal consideró que no se había dado opción a sus padres.

publicidad publicidad