Siti Zainah una mujer de 25 años, que vive en Indonesia, contó una historia que tiene al mundo sorprendido. Según ella, luego de terminar sus oraciones, una ráfaga de viento golpeó su útero dejándola embarazada. Aseguró que 15 minutos después sintió que su estómago se inflamó por lo que tuvo que ir a un hospital a dar a luz.

Una vez en el centro médico, narró la misma historia a los doctores, quienes quedaron confundidos, pues sabían que era obvio que se acercó al hospital para dar a luz. Sin embargo, Siti les dijo que ella no sabía, hasta hace una hora, que estaba en embarazo y que fue por el viento.

La curiosa historia que muchos comparan con la de la Virgen María llegó a oídos de las autoridades que fueron a investigar los hechos para esclarecer los rumores que se generaron entre la comunidad.

Por otra parte, la mujer tuvo a una bebé saludable, pero insistió en que fue la ráfaga de viento que la embarazó. Los médicos consideraron que podría tratarse de un embarazo críptico que ocurre cuando la mujer no sabe que lleva un bebé en su vientre hasta que le toca parir.

Esta insólita historia llega poco tiempo después de que la jefa de protección infantil de Indonesia, Sitti Hikmawatty, dijera que era posible quedarse embarazada si se metía en una piscina junto a hombres de “esperma fuerte”, afirmación que, por supuesto, generó revuelo.

Publicidad